Les fronteres de la llibertat: republicanisme i secessió

Cicero-al-Senat-roma_ARAIMA20130926_0116_35En un article publicat a finals d’agost al bloc El Brou de la Ciutadella, Marc Bosch, estudiant de Ciències Polítiques a la UPF, mirava d’explorar una possible aplicació del republicanisme a la problemàtica del dret de secessió. Resumint molt, l’exposició de Bosch es recolzava en dos elements principals: (1) la teoria de la “democràcia contestatòria” del republicà Philip Pettit, en que la democràcia s’entén no només com a mecanisme de selecció d’elits via eleccions, sinó també com a conjunt d’instruments dissenyats per a que la ciutadania pugui posar en qüestió i discutir activament les decisions preses per les institucions democràtiques, a fi de mirar de modificar-les per procediments també democràtics; i (2) una concepció de les nacions a mig camí entre Kymlicka (les nacions com a comunitats culturals autòctones i territorialment delimitades, unides per trets objectius com la llengua) i Renan (les nacions com a plebiscits diaris, unides bàsicament per la voluntat de restar unides). Partint d’aquí, Bosch constatava l’existència, al si de molts Estats, de majories i minories nacionals, sovint amb visions conflictives sobre com ha d’organitzar-se l’Estat; quan aquest conflicte es torna irresoluble, ens diu en Marc, és legítim que la minoria se separi i formi el seu propi Estat, ja que el seu caràcter de minoria al si d’un conflicte irresoluble fa que no pugui exercir a la pràctica la funció “contestatòria” de la democràcia.

Seguir llegint al Pati Descobert.

4 comentaris

  1. Jota Uve says

    Nada mas antirepublicano que el derecho de secesion, donde una mayoría se impondria sobre una minoria, con la insana intencion de machacarla.
    Republica es libertad, igualdad y fraternidad. No descriminacion, privilegios y exclusion.

    Respon
    • admin says

      Bueno, eso son imaginaciones tuyas. En un referéndum de independencia, como en cualquier otra decisión democrática, habrá una mayoría y una minoría, efectivamente, y habrá que respetar la decisión de la primera. Ahora, lo de que la mayoría va a “machacar” a la minoría te lo inventas tú. Yo desde luego no voy a machacar a nadie. Y por cierto, espero que nadie me machaque a mi por querer votar; lo digo por gente como Vidal-Quadras y sus habituales llamamientos a que Madrid envíe a la Guardia Civil a impedir el referéndum.

      Respon
  2. Jota Uve says

    Las mayorias acostumbran a machacar a las minorias, por lo que es lo logico deducir lo que pasara. Y precisamente en Cataluña el respeto por las minorias brilla por su ausencia, supongo que copiado de los malos habitos españoles. Pero precismente cuando España esta aprendiendo, un nacionalismo feroz y excluyente se despierta en Cataluña…es preocupante

    Respon
  3. admin says

    Las mayorías no “acostumbran a machacar a las minorías”. A veces pasa, y a veces no; y por supuesto, a veces son las minorías las que “machacan”. En cualquier caso, si por “machacar” te refieres a infligir alguna violación seria de derechos humanos, no veo de donde sale la idea de que “el derecho de secesión supone la imposición de una mayoría sobre una minoría con la insana intención de machacarla”. Aquí en Cataluña nadie tiene intención de “machacar” a nadie. Otra cosa es que por “machacar” te refieras al simple hecho de ganar una votación y por tanto generar un mandato político. Eso, mientras se mueva dentro del respeto a los derechos humanos, se llama “democracia”. Que no te guste el resultado no significa que deje de serlo, ni que nadie haya “machacado” a nadie.

    Respon

Deixa un comentari

Deixa un comentari
  • (required)
  • (required) (will not be published)